Patipelaos

“Cientos de patipelaos vinieron al velorio de Gabriela Mistral.
Vinieron a despedir a la muerta en la Casa Central de la Universidad de Chile”

Patipelaos es la propuesta de la artista y poeta Cecilia Vicuña  inspirada en el funeral de Gabriela Mistral en enero de 1957 en la Casa Central de la Universidad de Chile,.

 La intervención se realizará el martes 23 de agosto a partir de las 17:00 hrs en el frontis de la Casa Central de la Universidad de Chile y culminará en la Sala Museo Gabriela Mistral.

unnamed

Fuente: Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones

Anuncios

Volveran las Oscuras Golondrinas…

de tú balcón sus nidos a colgar….

Posiblemente este es uno de los versos que más resuena en mi memoria y el cual sintetiza de una forma angustiosamente metafórica lo que es la nostalgia y el estado de vigilia en que se sume la persona tras la perdida del ser querido, la ilusión o la esperanza, sea esto en vida o muerte.

Si bien no es el tenor de este post reflexionar respecto a la nostalgia, es más bien una reflexión en torno a mis recuerdos de adolescencia y primeros años de universidad en que las “Rimas y Leyendas” y “Cartas desde mi Celda” marcaron transiciones y experiencias en mi vida, ya que me acompañaban una y otra vez en mis escapadas por la ciudad (en Rancagua) y el litoral, pase noches y vacaciones enteras leyendo a Becquer  sumiendome y deambulando en su realismo descriptivo y melancólico, que hacia dibujar en mi mente paisajes, senderos, castillos derruidos por el tiempo, personas y la luz de la luna acariciando algún paisaje andaluz.

Es imposible no sensibilizarse con la poesia, versos y prosas de este autor, rememorar aquello que deja atrás y que ya no se puede saborear con la frecuencia de lo cotidiano. Cuantos dibujos, letras y garabatos en un papel no fueron inspirados en estas letras, y que el encierro monastico que vivio en el pueblo de Veruela no es un simil a los años en que vivi solo, contemplando el paso del tiempo en aquel balcón olvidado. [Se que varios de mis amigos recordaran aquella época en Viña, jeje.].

No puedo decir que por el momento mantenga esos libros sobre mi velador ni como cabecera y menos que los relea cada noche, si me atrevo a confesar que están en una repisa frente a mi escritorio, junto a mi Quijote, mis cajas de lapices y alto de croqueras, siendo aún cómplices de mis pensamientos y sentimientos más ocultos y por supuesto inspiradores de estás líneas.

Quiero recordar el unico de los poemas que logre memorizar a cabalidad, que despierta  aún mis mas inocentes sentimientos y dio origen a este absurdo post.

Con cariño…..

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.

 

Pero aquellas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres…
ésas… ¡no volverán!

 

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.

 

Pero aquellas cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día…
ésas… ¡no volverán!

 

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.

 

 

Pero mudo y absorto y de rodillas,

 

como se adora a Dios ante su altar,

 

como yo te he querido…, desengáñate,

 

nadie así te amará.

Los Poetas Malditos

Durante la segunda semana de febrero, como es de costumbre tuve la posibilidad de salir a descansar unos días fuera de Rancagua, siendo fiel a mis costumbres atavicas y mi espirítu cachurero me fui a dar una vuelta a las tipicas ferias del litoral, intentando buscar algo especial con que mitigar el ocio veraniego. Fue en una de esta ferias artesanales donde encontre una Antología a los Poetas Malditos, titulo que desde hace mucho tiempo me inducia curiosidad. Una vez leído el texto e investigado un poco más referente al tema me di cuenta el porque de esta curiosa inquietud.

Durante la segunda mitad del siglo XIX los historiadores plantean que se sucedio el “arranque de la modernidad”, refiriendose en términos literarios o artísticos a la “Capacidad de ver una belleza misteriosa y pura, no descubierta hasta entonces, e imposible de encontrar en la realidad”, estas revelaciones de la decadencia del alma y del ser tienen más de un origen, la civilización ilustrada, el “buen salvaje” de Rosseau, la amargura, desolación, la “depre” y el camino “destructivo” del romanticismo conjugan todos estos elementos tendientes al caos individual. Verlaine utiliza el término de “Poetas Malditos” para referirse a quienes representan la inconsistencia del yo y lo establecido, una forma de rebeldía pasiva, oculta en las letras y en una realidad ficticia. Francamente esta reseña no dista mucho de la historia de cualquier literato pasado a poeta, pero francamente, depues de leer algunas reseñas historicas y algunos de sus versos, realmente se torna emocionante como fluyen y se ahogan estos sentimientos de desolación en un andar misterioso a través de sus páginas

Solamente como referencias en esta linea poética se destacan escritores como Edgar Allan Poe, Rimbaud, Baudelaire entre los más reconocidos.